PRUEBAS DE SELECCIÓN

Pruebas-de-selección
Las pruebas de selección son acciones dirigidas a determinar la aptitud de una persona para ocupar un puesto de trabajo. En estas pruebas se realiza la evaluación de las capacidades, conocimientos y actitudes de las personas candidatas al puesto.

Para afrontar pruebas de selección es indispensable preparse previamente. Si las pruebas son de conocimiento, entonces el estudio y la práctica ayudarán de modo importante, si fueran de destrezas y habilidad, será el entrenamiento la mejor baza para la preparación.

La tipología de las pruebas puede variar, existen los tests psicotécnicos, las pruebas profesionales y las dinámicas grupales.


Tests psicotécnicos.

El test es una técnica de evaluación que recoge la información sobre las capacidades, la personalidad, los intereses y las aptitudes de las personas, entre otras cosas. Los tests pueden ser de aptitud y de personalidad.
  • Test de aptitud.
Son pruebas para evaluar las predisposiciones innatas o adquiridas de las personas. Operan sobre factores como la memoria, las percepción, la atención, el espacio, la capacidad lógica, el razonamiento, etc. Se componen normalmente de respuestas múltiples o alternativas. Tienen límite temporal, por tanto debe tenerse en cuenta la rapidez. Previamente, también se debe aclarar cualquier duda con el examinador y leer bien todo el enunciado que se haya planteado en la pregunta, así como las posibles respuestas que contengan.
  • Test de personalidad.
Estos tests evalúan particularidades como la agresividad, el dinamismo, la motivación, las prioridades, la ansiedad, el control, las emociones, etc. No tienen límite temporal. A la hora de responder deben considerarse ciertos aspectos como la sinceridad, la expontaneidad y evitar dar una imagen falsa.


Pruebas profesionales.

Las pruebas profesionales evalúan los conocimientos que el candidato tenga sobre una profesión concreta, así como los procedimientos que se desarrollan en la misma. A través de este medio se obtiene información sobre la formación y la experiencia de la persona en relación con un puesto de trabajo determinado. Las pruebas pueden ser teóricas, teorico-prácticas y prácticas. Para la realización de pruebas profesionales se utilizan exámenes, prácticas profesionales, cuestionarios, ejercicios de simulación, supuestos prácticos, etc. Se deberá tener en cuenta, dentro de este tipo de pruebas, la realización de un esquema previo y consultar todas las dudas que se tengan.


Dinámicas de grupo.

Con esta actividad se evalúa la capacidad de diálogo, la persuasión, la expresión verbal, la desenvoltura personal, la defensa de ideas, el liderazgo, etc. A través de las dinámicas grupales, los candidatos son observados por los evaluadores mientras realizan los ejercicios correspondientes. Suelen plantearse situaciones profesionales simuladas o de conflictos o, incluso, asuntos relativos a la moral. La iniciativa en el grupo es muy valorada dentro de este formato. Como aspectos a tener en cuenta estarían: participar activamente, no ser agresivos, ser educado, aportar soluciones, tolerancia, etc.

>JPLR<